¿Sabes lo que es un ataque de ansiedad? ¿Has tenido o experimentado alguno?

En este post te damos 5 ideas clave para manejarlos.

Los ataques de ansiedad son los momentos en los que la ansiedad alcanza sus niveles máximos. Como ya hemos visto en un post anterior, la ansiedad es un sentimiento de temor y preocupación difusa y general, que se orienta hacia el futuro.

Se trata de episodios en los que se activa notablemente nuestro sistema nervioso simpático (la parte encargada de la defensa de nuestro organismo) y esta activación se caracteriza principalmente por:

  • Taquicardia.
  • Sensación de hormigueo, rigidez muscular.
  • Sudoración.
  • Dificultad para pensar con claridad.
  • Sensación de ahogo.
  • Sentimientos de peligro, miedo o muerte inminente.

ataque ansiedad

 

 

 

 

 

 

 

 

Si has experimentado un ataque de ansiedad alguna vez, sabrás lo desagradable que es, pero también tendrás presente que aunque son sensaciones muy desagradables, no se trata de una situación peligrosa. Es decir, son sensaciones desagradable pero no representan un peligro para nuestro organismo, no son indicadores de problemas cardíacos o musculares, por ejemplo.

Los ataques de ansiedad son un problema recurrente y por tanto suelen repetirse. Nuestro cuerpo aprende lo que es un ataque de ansiedad y nuestro cerebro no olvidará lo desagradable que es.

Las personas con ansiedad suelen tener miedo a que les dé un nuevo ataque. Y este miedo, lamentablemente facilita que haya nuevos ataques. Es decir, se preocupan por no tener ansiedad y esta preocupación es la que genera más ansiedad y facilita nuevos episodios o ataques.

Queremos darte estas ideas para que puedas controlar y prevenir un ataque de ansiedad:

  1. Entrena tu respiración.

La respiración es una vía eficaz de control de nuestra mente. Si tienes o has tenido ataques de ansiedad, es importante que entrenes tu respiración mediante ejercicios de respiración diafragmática.

  1. Acude a un lugar donde puedas estar tranquilo y cómodo.

Cuando sientas que tu ansiedad se eleva, acude a un sitio donde puedas respirar tranquilo y estar cómodo. Muchas veces, estar solo facilita la calma, ya que uno de los factores que elevan la ansiedad en un ataque es sentirnos observados por los demás, o que quienes nos rodean noten que nos ocurre algo.

  1. Recuerda siempre que aunque es desagradable no es peligroso.

Siempre tienes que tener presente que la ansiedad es desagradables y que los síntomas de un ataque pueden ser interpretados como problemas en el corazón. No obstante, no se trata de síntomas peligrosos. La ansiedad alcanza su pico máximo entorno a los 10 minutos, y suele descender hacia los 20-30 minutos. La ansiedad no se incrementa infinitamente.

  1. Intenta distraerte concentrándote en una actividad o tarea.

Busca tareas que requieran de tu concentración, para que sea más fácil distraerte de los pensamientos relacionados con el ataque de ansiedad.

  1. Realiza actividad física.

Cuanto más cansado te encuentres físicamente más difícil es que tu cuerpo experimente ansiedad. Ésta requiere de energía para activarse, y cuanto más energía física gastes, menos tendrá la ansiedad para ser elevada.

Si tienes alguna duda, o tienes ataques de ansiedad, puedes contactarnos. Nuestro equipo está especializado en problemas de ansiedad y está a tu disposición para ayudarte.

 

Julia Marquez Arrico (Psicóloga)