El psicólogo: qué hace, para qué sirve y por qué nos cuesta acudir a él.

La mayoría de las personas a pesar de tener problemas que no saben cómo manejar, modificar o controlar, experimentan rechazo a acudir a un psicólogo. Hay varias razones que explican esta reticencia. Entre ellas encontramos creencias culturales, desconocimiento acerca de qué es un psicólogo y qué es lo que hace, y también la evitación de aceptar que se tiene un problema y se necesita ayuda.

En primer lugar tenemos que destacar que el psicólogo a día de hoy es un profesional sanitario especializado, con una formación y una experiencia que le permite ayudar a que las personas adquieran las herramientas necesarias para hacer frente a sus problemas adecuadamente. Además es un profesional que no sólo tiene formación en trastornos mentales (psicopatología) y el comportamiento humano, sino que también posee conocimientos especializados que ayudan a mejorar la vida de las personas (emociones, motivaciones y metas, habilidades sociales, psicología positiva).

En el ejercicio de la psicología es bastante frecuente que las personas se muestren ambivalentes a acudir a terapia. Es decir, quieren ir a terapia pero no se deciden, piden cita pero no acuden o acuden a la primera sesión y no vuelven. Esto se debe, entre otras razones, a que nos cuesta mucho aceptar que necesitamos la ayuda de un profesional para solucionar y manejar aspectos de nuestra vida personal. Ir al psicólogo, de alguna manera, nos hace sentir débiles y vulnerables. Además, el psicólogo nos hace pasar por diferentes fases de trabajo personal que nos enfrenta a aquello que tememos, y nos exige compromiso y constancia. Las primeras sesiones suelen ser un poco difíciles pero el crecimiento personal y la mejora en nuestra calidad de vida a largo plazo es muy beneficiosa.

 

psicólogo

Hemos de tener en cuenta que al igual que en la medicina, la peluquería, la actuación, la enseñanza y las demás profesiones, existen profesionales buenos y profesionales no tan buenos. Pero no porque existan psicólogos no tan buenos hemos de dejar de creen en la Psicología como disciplina científica que demuestra cada vez más la eficacia de sus intervenciones para mejorar la salud mental de las personas. Es necesario que busquemos un psicólogo con quien conectemos, nos sintamos cómodos, y que sobre todo, nos de pautas para manejar nuestros problemas desde el primer día que acudimos a su consulta.

A día de hoy algunas personas manifiestan una cierta confusión respecto a si es mejor acudir a un Psicólogo o un Coach. Es imprescindible que tengamos en cuenta que el Coaching no existe como profesión regulada y que utiliza  una mezcla de técnicas de la psicología positiva y de la psicología del trabajo y las organizaciones. Con lo cual, el Coach no tiene las capacidades ni la formación que requiere el trabajo con una persona que tiene un problema que le afecta su calidad de vida o su estado de ánimo. El psicólogo puede hacer de coach (ya que puede trabajar contigo para sacar y potenciar lo mejor de ti) pero el coach no puede hacer de psicólogo (no es él a quien has de acudir cuando crees que tienes un problema o sientes que has perdido el control de ti mismo).

Esperamos que este post te haya sido útil para entender qué es un psicólogo y qué es lo que la psicología puede hacer por ti.

 

Julia Marquez (psicóloga)