¿Qué significa mi trabajo para mí?

Hoy algunos miembros del equipo de Neuroespai, queremos contaros qué significa para nosotros poder ayudaros en las diferentes especialidades que ofrecemos. Esperamos que os guste y conozcáis un poquito más en profundidad a cada uno de nosotros.

 

Amalia Muñoz (Psicóloga y Neuropsicóloga)

 

Tengo la suerte de poder decir que me dedico a algo que me encanta, a pesar de las dificultades que mi profesión entraña. Mi trabajo como psicóloga es uno de los aspectos más gratificantes de mi vida. Y es que, a parte de la satisfacción de acompañar y ayudar a muchas personas y de mi desarrollo como profesional, el trabajo terapéutico me permite conocer el mundo de una forma muy diversa, muy sincera y sobre todo muy humana, a través de las personas.

 
 
 
 
 
 
Carlos Ramirez (Fisioterapeuta) 

 

Soy fisioterapeuta especializado en neurorehabilitación. El trabajo para mí es una forma de canalizar la formación y experiencia profesional hacia un modelo de atención que consiga ayudar a las personas que acuden a mi consulta. 

 
 
 
 
 
 
 

Elena Abad (Información, Recepción, Aux.Fisioterapia)                                                                                                                                                                              

Desde muy pequeña me gustaba jugar a curar a los muñecos, los vendaba, los reanimaba… cosas de niños! Siempre he considerado que las habilidades sociales se me dan bien y además me gusta poder ayudar a que las personas mejoren su calidad de vida. Hay una cosa que valoro mucho y me encanta, y es que mi trabajo me llena y «enamora» cada día. Además de ayudarme a seguir creciendo/evolucionando interiormente como persona. Tengo la suerte o «no», de ser consciente de los diferentes problemas con los que mucha gente tiene que lidiar, tengan solución o no. Y esto me hace valorar muchísimo más todas las cosas que tengo en mi vida. 

 
 
 
 
 
 

Julia Marquez (Psicóloga Adultos)

Mi trabajo como psicóloga significa una realización a nivel personal.  Creo que se aprende mucho de los pacientes si se sabe apreciar el valor humano de cada uno de ellos.  Conocer a diferentes personas, sus emociones, pensamientos, problemas y valores me enriquece y me hace crecer como persona.

 
 
 
 
 
 

Marta Pérez (Logopeda Adultos, Infanto-Juvenil)

Mi trabajo no solo consiste en atender a una persona con dificultades del lenguaje, del habla o la voz. Ser logopeda es mucho más que eso, es conocer a gente diversa que te enseña, que te muestra diferentes realidades y que amplia tu mundo interior. Porque trabajar con personas me llena, me hace querer ser mejor y superarme cada día. Ahora entiendo lo de “escoge un trabajo que te haga feliz y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. Así me siento yo, me siento afortunada de poder disfrutar de una profesión que me hace crecer como persona y que me enamora día tras día.

 
 
 
 
 
 

Natalia Cazorla (Psicóloga Infanto-Juvenil)

Siempre he sido muy consciente de la importancia que tiene el trabajo de uno, ya que es donde pasa la mayor parte de la vida. Por eso, desde que empecé mi formación profesional tenía claro que quería hacer algo que me gustara y con el que me sintiera realizada.

Finalmente me decanté por la psicología, y ahora que llevo unos cuantos años ejerciendo como psicóloga infanto-juvenil me doy cuenta de que no pude haber elegir mejor, porque a pesar de lo duro que es a veces, también te da muchas alegrías. El poder ver como los niños y los padres confían en ti y hacen grandes progresos es algo muy gratificante.

Así que para mí, mi trabajo es un reto diario, una motivación, un objetivo por el que luchar para ofrecer lo mejor de mí a las personas que “caen en mis manos”. Una ilusión de progreso y crecimiento personal, porque todas y cada una de las personas y personitas que he conocido  y sigo conociendo, me dan grandes lecciones de fuerza y superación.

 
 
 

De parte de todo el equipo de Neuroespai queremos daros las gracias por depositar vuestra confianza en nosotros.